Búnker

Se avecina una elección presidencial decisiva que merece la atención de toda la región. Chile se juega el futuro en un vértice de la historia para ponerle fin al terrorismo neoliberal que se instaló con la dictadura de Pinochet y que continuó con el gobierno de Sebastián Piñera