ayotzinapa

A 6 años de la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, la autora busca en sus recuerdos las sensaciones detrás de un hecho que marcó a la sociedad mexicana, y que la acompaña hoy en día, desde Argentina, en un pedido de justicia que sigue siendo un grito que atraviesa el continente. 

El pueblo mexicano sufre una acumulación de tragedias. Tragedias naturales que pegaron duro en las últimas semanas, tragedias naturalizadas que lo azotan desde hace rato. Un Estado ausente que llega tarde y mal cuando la tierra tiembla, un Estado omnipresente como engranaje de un sistema de violencia múltiple, sistemática y cotidiana.

“Son una falsedad las afirmaciones de la PGR (Procuraduría General de la República) en el sentido de que ya se agotó la mayor parte de las líneas de investigación sobre los desaparecidos, ya que en la realidad ninguna hipótesis ha sido agotada”, denunció el abogado de los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Vidulfo Rosales, a tres años de la desaparición de los jóvenes en Iguala, Guerrero.