Alemania

Una interpretación arrogante, racista y eurocéntrica del mundo desdibuja la razón de sus propios privilegios en la pandemia del Coronavirus.