Europa

Daniel Gallardo guarda prisión preventiva a la espera de juicio. El Estado español lo acusa de haber atacado a un policía, mientras participaba en una manifestación en solidaridad con los condenados por el Proceso Soberanista de Cataluña

José María “el Chato” Galante, sobreviviente de la dictadura de Franco y militante por los derechos humanos falleció por COVID-19; seis semanas después, su torturador Antonio González Pacheco, que no pasó ni un sólo día en cárcel, también. La Memoria Histórica de España permanece confinada en 2.600 fosas comunes y sus 140 mil desaparecidos.

Una interpretación arrogante, racista y eurocéntrica del mundo desdibuja la razón de sus propios privilegios en la pandemia del Coronavirus.